Ya tienes tu página web acabada, ¿y ahora qué? ¿Cómo enfocar los contenidos? ¿Qué debería transmitir al público? Descubre algunas pautas infalibles para enfocar los contenidos de tu página web.

Contenido para páginas web

El contenido de una página web debe asegurar el éxito en la comunicación.

Que el diseño de tu website sea atractivo o tenga una gran velocidad de carga no son los únicos factores importantes cuando se trata de impulsar un proyecto o un negocio en Internet. El aspecto comunicativo y el valor de los contenidos que ofreces a los usuarios es de suma importancia. Y sin embargo, con frecuencia aterriza uno en páginas web con poco texto, con imágenes sin optimización para los buscadores, o repletas de errores ortográficos.

Cuando se trata de pymes o autónomos sin demasiado presupuesto para invertir es perfectamente comprensible. Pero en muchos casos, estas websites con una mala política de marketing de contenidos han sido creadas por empresas de diseño web o de marketing online que las venden a sus clientes a precio de producto de luxe.

Además de un alegato de mi trabajo como redactor y generador de contenido web, este post también va dirigido a esos profesionales todo terreno que, sin conocimientos previos, se ‘curran’ su propia página web, su blog, y todo lo que haga falta por poner en marcha una idea, ¡porque yo también he sido uno de ellos!

¿Qué entendemos por contenido web?

Pues todo aquello que introducimos en una website, ya se trate de texto, imágenes o multimedia (vídeo o audio). Si tenemos en cuenta el SEO o posicionamiento en buscadores, el texto es el tipo de contenido más importante, dado que es lo que tus clientes potenciales introducirán en los buscadores para obtener información relacionada con sus necesidades de información o de consumo. Por esa razón, aunque hablaremos un poco de cómo introducir imágenes,  nos centraremos especialmente en el contenido web en texto.

A continuación te presento unos sencillos tips muy útiles para reforzar tu sitio con contenidos de calidad:

1. Generar contenido web acorde a la estructura de la información

Lo más habitual es que la página web tenga una barra de navegación con pestañas que conducen a otras páginas dentro de tu dominio (‘inicio’, ‘acerca de’, ‘servicios’, etc.). Debes asegurarte de que la información de cada uno de estos apartados cumple su función comunicativa. Es muy habitual que a la hora de escribir se deje uno llevar y acabe divagando sobre cuestiones que no vienen al caso. Si creas un apartado de tu página web denominado ‘Nuestra empresa’, el visitante espera conocer datos sobre tu negocio, una breve descripción de su trayectoria, etc.

Puede ser útil hacer referencia a otros apartados de tu website, y colocar enlaces internos. Esto, de hecho, es muy beneficioso, porque facilita a los robots indexar los contenidos de tu página web en los buscadores. Sin embargo, esas referencias deben ser breves. O en otras palabras, ¡no le cuentes a tu visitante lo mismo en varios apartados distintos!

2. Crear listas de palabras clave

Elaborar una lista con las keywords que te proporcionarán un mayor posicionamiento en buscadores es importante, y te ayudará a planificar tu estrategia de contenidos. Las palabras clave o keywords son aquellos términos que tus clientes utilizarán en los buscadores para encontrar aquello que buscan.

Pero elegir entre todas las posibles palabras clave es más complejo de lo que pueda parecer. Para tomar decisiones sobre cuáles incluir y cuáles no, puedes utilizar dos herramientas SEO:

  • Planificador de palabras clave de Adwords: es la nueva herramienta que Google ha puesto a disposición para los clientes que quieren seleccionar las keywords con las que lanzarán sus campañas publicitarias de Adwords. Sin embargo, no es necesario contratar ninguna campaña de Pay Per Click con Google para usar su herramienta. Bastará con registrarte en Adwors para utilizarla. La herramienta permite ver el volumen de búsquedas por cada término (personas que buscan esa palabra y que, de usarla, podrían aterrizar en tu página web), y sugiere grupos de palabras similares que podrías utilizar.
  • SeoQuake: es una barra que dispone de un buen número de utilidades que analizan diversos aspectos del SEO de cualquier página web. Está disponible para Google Chrome y para Firefox, entre otros navegadores. SeoQuake incluye la herramienta SEMrush, muy útil para espiar a la competencia. Conocer las palabras clave de tu competencia te puede ayudar a elegir las más exitosas del mercado, las que mejor te funcionarán, o aquellas que han pasado inadvertidas a tus competidores.

Procura no incurrir en sobreoptimización. Las palabras clave deben estar colocadas en lugares estratégicos, y en el contenido, pero procura no propasarte utilizando keywords, porque Google podría ponerte una sanción.

3. Cada página debe competir por una palabra clave distinta

Como decía, introducir keywords a cascoporro no te garantizará necesariamente un mejor posicionamiento. Cada uno de tus palabras clave más importantes deberían destacar en cada una de las páginas de tu sitio web.  Todo esto debe estar planificado, como decíamos, en relación a la estructura de la información de la web. Veámoslo con un ejemplo:

Pongamos por caso que estás creando la web de tu empresa de traducción. Si tu palabra clave más fuerte es ‘traducción e interpretación’ podrías considerar la posibilidad de utilizarla en la página de ‘Inicio’. Si otra keyword relevante es ‘agencia de traducción’, podrías hacer que prevaleciera en la sección ‘Acerca de’ o ‘Nuestra empresa’. Así para cada página de tu sitio, incluyendo los servicios.

Además de la focus keyword o palabra clave principal, no olvides introducir otras secundarias para reforzar el posicionamiento, pero su densidad debería ser menor.

4. Insertar un blog en la página web

Introducir el blog como una página más de tu sitio te permitirá añadir posts, contenidos frescos con los que tendrás muchas más posibilidades de que los buscadores te idexen y posicionen favorablemente en Internet. Siempre, eso sí, que mantengas un buen ritmo de publicación.

5. Optimizar las imágenes para los buscadores

Las imágenes retienen al lector un 51% más de tiempo, y optimizándolas correctamente pueden atraer un número considerable de visitas. Pero ¿cómo se optimizan las imágenes?

  • Nombre del archivo de imagen: antes de subir el archivo desde tu equipo deberías darle un nombre relacionado con el contenido y que incluya la palabra clave principal. La forma de hacerlo también es importante. Volviendo al ejemplo de la empresa de traducción, el nombre del archivo de imagen elegido para la página principal podría ser algo así: traduccion-e-interpretacion.jpg. Pero siempre y cuando sea posible, vale la pena incluir información descriptiva de la imagen.
  • Atributo title: es el que proporciona un título a la imagen. Puede estar optimizado con palabras clave, pero debe ser pertinente en relación con el contenido y perfectamente legible para los lectores humanos.
  • Atributo alt: es más importante para buscadores que el atributo title, encargado de proporcionar un título a la imagen. Conviene que tenga palabras clave relevantes, pero es mejor que formen expresiones con sentido y no listas de keywords que probablemente contribuirían a levantar las sospechas de Google.
  • Texto contextual: el texto que rodea a la imagen debería estar relacionado con las palabras clave que hemos empleado en los atributos y el nombre del archivo.

Las imágenes pueden seguir optimizándose, pero quería centrarme solo en lo básico. Para más información podéis consultar, por ejemplo, el siguiente post.

‘¿Me lo hago yo mismo o le pago a un profesional?’

Retomando un poco lo que hablábamos al principio, estos consejos pueden ser muy útiles para personas que comienzan un proyecto desde cero y sin presupuesto para invertir en marketing de contenidos. Ahora bien… si te lo puedes permitir, no dudes en contratar a un profesional.

Trabajo con empresas y profesionales relacionados tanto con el marketing digital como con el diseño web, y existen verdaderos expertos en este campo ante los que no puedo más que quitarme el sombrero. Aprendo mucho con ellos cada día. Pero me he topado con otras muchas empresas del sector que carecen de un redactor web o un profesional en marketing de contenidos. Algunas de estas empresas incluso venden la idea de que son expertos en SEO. Si contratas un servicio de este tipo y ves que no cumplen estas pautas para crear los contenidos de tu página web, cometen errores al escribir tu texto, o no logran reflejar una comunicación fluida, ¡te están vendiendo humo!

 

Imagen principal de iosphere en FreeDigitalPhotos

Imagen Secundaria de Stuart Miles, en FreeDigitalPhotos

A %d blogueros les gusta esto: