Portales como MSN o Yahoo llegan a millones de personas cada día, y generan grandes beneficios económicos. Sin embargo, no parece que inviertan mucho en sus propios contenidos, que son con demasiada frecuencia, de mala calidad.

2744.Microsoft-Overhauls-MSN-Logo-and-Portal-2_4F7FD168Llevo algún tiempo siguiendo las publicaciones de MSN Noticias y Yahoo, y siempre llego a la misma conclusión: quienes escriben allí no son periodistas, ni tampoco redactores profesionales. Son blogueros aficionados.

Cada vez son menos los medios de comunicación que entienden la necesidad de contratar a profesionales. Pero aún existen medios con presupuestos muy ajustados que ofrecen a su público contenidos de calidad. Y sin embargo, empresas multimillonarias como estas publican artículos deficientes.

Te invito a analizar conmigo un caso práctico. Ahí va una… ‘noticia’; por cortesía de MSN.

Cómo destrozar una noticia con mucho potencial

Llamó mi atención de inmediato. Es el tipo de noticia que me gusta leer para descansar un poco de tanto escándalo de corrupción (vivo en España…). Puedes ver el artículo en las siguientes capturas de pantalla:

gato-volador

noticia-con-erratas

Los errores comienzan ya en la página de resultados de búsqueda, como puedes ver en la siguiente imagen.

errata

Falta el signo de interrogación de apertura, un error muy común que se remonta a la necesidad de economizar caracteres en los SMS, y que en la actualidad, con Twitter y WhatsApp no ha hecho más que acentuarse. En la descripción, podemos observar una gran cantidad de texto repetido. ¿Se llevará una buena impresión el usuario de Internet si al realizar una búsqueda le aparece esta noticia?

Estos errores no se encuentran directamente en el artículo, sino en las etiquetas title y meta description, orientadas a los buscadores, pero que revisten una gran importancia, dado que son legibles para los internautas. El error podría no ser responsabilidad del redactor. A menudo, estas tareas las realiza otro profesional, del ámbito del SEO o el mantenimiento técnico. Sigamos con la noticia. ¡Atención al primer párrafo!

erratas-1

La primera frase no solo repite información ya proporcionada, sino que duplica el título de la noticia. Pero lo más grave está por llegar. El autor ha colocado un punto y seguido tras el signo de interrogación de cierre. ¡Es un grave error de puntuación!

Es curioso que, a continuación diga el redactor ‘Y con eso podríamos terminar este artículo’. ¿Estará confundiendo MSN Noticias con Twitter?

El inciso entre paréntesis, marcado en rojo, rompe el ritmo de la lectura para aportar información poco útil, que puede deducirse por el contexto. Si se elimina, el lector entendera perfectamente que “la historia [que] comienza” se refiere a la del descubrimiento de los documentos, no a lo que estos documentan, que obviamente es anterior a su hallazgo. Quedaría así:

'La historia comienza cuando un bloguero australiado descubre...'.

Prosigamos con el segundo párrafo:

erratas-2

En ‘artefacto incendiario […] a su cuerpo’ falta texto. Podemos deducir que la palabra omitida es atado, o cualquier participio de significado equivalente. Además, cuando se citan publicaciones periódicas impresas, hay que marcarlo tipográficamente, con lo cual, Associated Press debería ir en cursiva. ¡Pero aún hay más! El autor ha escrito ‘Asociated’, con una sola s.

erratas-3

En la primera frase de este párrafo se usa dos veces el determinante un. Repetir elementos en frases contiguas, o en la misma oración como en este caso, máxime cuando se hallan tan cerca, se considera un error de estilo. Podría corregirse de varias formas:

'Un tal Franz Helm, experto en artillería...'
'Franz Helm, un experto en artillería...'

En la segunda frase, el autor de la noticia se refiere al artillero como ‘este Helm’. ¡Fascinante! Se me ocurren dos razones para que el articulista haya utilizado dicha construcción: o el demostrativo ‘este’ funciona como determinante, del mismo modo que ‘este libro’; o fue escrito como pronombre que debía sustituir al apellido del personaje histórico para no repetirlo (‘este había combatido…’). En el primer caso, Me parece un forzado intento por darle un tono coloquial al texto que acaba incurriendo en la vulgaridad. En el segundo, el autor se habría olvidado de borrar el apellido para cambiarlo por el pronombre. En ambos casos, el resultado es nefasto.

Al final del párrafo se introduce una tesis según la cual, la tecnología innovadora es rechazada por unos, y aceptada por otros que, parafraseando al autor, se pasan de audaces. Dicho así parece un juicio subjetivo, poco apropiado para un artículo noticioso. La afirmación tiene pretensiones de universalidad, o en otras palabras, presupone que en todas las épocas la relación con la tecnología ha sido la misma, y que todo el mundo puede alcanzar la misma conclusión que él sobre el asunto. Solo así se entiende el ‘ya se sabe’, que busca injustificadamente la complicidad con el lector.

Estoy convencido de que es una mala interpretación de la fuente consultada, el artículo publicado en The Associated Press, donde se dice que el manuscrito se difundió en una época de gran aceptación de la pólvora por sus aplicaciones bélicas. Hay que abandonar la costumbre de leer entre líneas o confundir los juicios subjetivos con hechos.

Y por fin llegamos al último párrafo:

errata-4

De nuevo encontramos información prescindible entre paréntesis. Pero lo más llamativo es la agrupación de cuatro verbos en la misma oración: es, en presente; volvería, en condicional; prendiendo, en gerundio; y cruzara, en imperfecto de subjuntivo. En toda esta sopa de verbos, tanto el presente como el condicional son especialmente desafortunados y discordantes. ¿Qué sentido tiene decir ‘la idea es’ en relación a una ocurrencia del siglo XVI? Una forma de solucionarlo sería utilizar el pretérito imperfecto de indicativo del verbo ser (era) y pasar el condicional a imperfecto de subjuntivo (volviese). También se podría dejar el es y usar el presente de subjuntivo vuelva. En este caso habría que cambiar cruzara por cruce. Pero hablamos de un pasado remoto. Alguien podría utilizar el presente de indicativo y de subjuntivo explicando la imagen a otra persona:

'La idea es que el gato o paloma vuelva a su guarida asustado y prendiendo fuego a todo aquello con lo que se cruce, para regocijo de sus atacantes'.

Habría que adaptar el contexto, cambiando los tiempos verbales de la frase anterior y utilizar alguna argucia para que el uso del presente no suene extraño.

En esta ilustración podemos ver... La treta es... La idea es...

Sin embargo, hablar de la treta y la idea, tal y como se usan en el artículo, ya resulta redundante, con lo cual, habría que modificar también la oración anterior. En el próximo apartado veremos otra forma más elegante de decir lo mismo, en menos palabras, y facilitando la lectura.

Lo que pudo haber sido y no fue

Ahora me gustaría mostrar una alternativa al artículo. Sin errores.  La clave está en simplificar el estilo para facilitar la lectura y corregir el texto antes de considerarlo listo para su publicación.

noticia

He aprovechado para añadir algunos datos que el autor del artículo había omitido, como las referencias a Mitch Fraas.

Ironías del sector de los contenidos

El periodismo atraviesa momentos difíciles. También los redactores publicitarios. Es difícil competir con blogueros aficionados que practican el intrusismo laboral y malvenden su trabajo o lo regalan. Es cierto, salen mucho más baratos. El único consuelo que nos queda es la certeza de que nosotros lo hacemos mejor, y que todavía hay gente que valora nuestro trabajo.

 Y por si alguien lo duda, no es mi intención atacar al autor del artículo. Creo que tiene talento. De veras. Pero falta experiencia, y sobre todo, formación (ya sea reglada o autodidacta).

Un medio de comunicación tiene una gran responsabilidad con el público. No creo que los lectores de MSN Noticias merezcan artículos mal redactados.

Imagen principal de Stuart Milles en Freedigitalphotos.net

A %d blogueros les gusta esto: