Ofrecer una imagen de profesionalidad al elaborar un presupuesto puede inclinar la balanza a favor de la contratación de tus servicios; ¿eres copywriter?, ¿redactor web?, ¿corrector?, ¿traductor quizá…? Si cumples con alguno de estos perfiles profesionales, aquí tienes una plantilla gratuita para hacer presupuestos. 

Modelos de presupuesto para freelancers del sector del marketing y la edición
Si el negocio va bien, crece. Pero si eres un copywriter o un redactor freelance que ofrece servicios en solitario, debes conseguir que tu actividad sea escalable. De lo contrario, te conviertes en el límite, el tope que impide que tu negocio crezca. Cuando ya no puedes dedicar más horas semanales a tu trabajo, has tocado techo. Es algo que leí de la mano de Raimon Samsó y que, poco después experimenté en mis propias carnes. Y una de las formas de hacer que tu dedicación sea escalable es delegar.

Con la lección aprendida, hace poco decidí formar un pequeño equipo de profesionales en los que delegar algunos de los encargos que recibo y cumplir así con todos mis clientes. El freelancer es un tipo de profesional que se convierte en un solucionador de problemas, y precisamente para atender las necesidades de uno de mis clientes, ahora también ofrezco servicios de traducción español-inglés e inglés-español, un trabajo que necesariamente debo delegar.

De la ronda de contactos que inicié enviando correos a profesionales del sector han surgido interesantes acuerdos de colaboración y ya he empezado a trabajar con una redactora (hola, María José), una correctora (un saludo, Alexandra) y una traductora (Rosa, qué tal). Pero también es cierto que me he quedado francamente sorprendido por las respuestas de algunos colegas. Profesionales que tardan más de una semana en responder, o directamente no lo hacen; freelancers que reinventan el servicio e imponen condiciones imposibles de aceptar; trabajadores autónomos incapaces de aventurar unas tarifas aproximadas por sus servicios (algunos de ellos incluso se muestran consternados por la consulta)… Y un factor que se repite: la ausencia de un documento adjunto con el presupuesto detallado. Nadie me ha enviado ni un triste pdf adjunto, ¡Nadie!

Pero debo confesar que ese mismo error también lo he cometido yo en el pasado 🙂 Hasta que un día, una prestigiosa institución pública me consultó por mis precios. Dada la seriedad de la entidad pública en cuestión, decidí currármelo un poco y preparé un detallado documento como los que verás a continuación. El servicio era complejo. ¿El precio? Muy alto. Y sin embargo, ¡me lo aprobaron! Quizá me equivoque, pero estoy convencido de que fue gracias a la seriedad que transmitía un presupuesto elaborado como el que les mandé. Desde entonces, cuando alguien se interesa por el coste de mis servicios suelo preparar siempre un documento.

Dándole vueltas a mi experiencia en esta ronda de contactos entre profesionales freelance del sector del marketing y la edición, he decidido ofrecer unas plantillas para hacer presupuestos que te servirán si eres redactor, corrector o incluso traductor. Puedes descargarlas abajo, ¡Y de forma totalmente gratuita!

Plantilla de presupuesto gratuita para servicios de copywriting o redacción

El modelo de presupuesto que verás a continuación es muy básico. Consta de dos tablas. en la primera dispones de dos columnas para especificar tus datos y los de tus clientes. En la segunda, lo que realmente importa: los servicios que vas a realizar y su precio.

captura-de-pantalla-modelo-presupuesto

 

He ensayado muchos modelos de presupuesto. Con el tiempo he aprendido una lección. Lo más importante es que la información sea lo más sencilla, transparente y clara posible a ojos del cliente.

Puedes descargar la plantilla gratuita para presupuestar servicios de redacción o copywriting aquí.

Modelo de tarificación para servicios de marketing de contenidos

Uno de los objetivos de una plantilla como la de arriba es ahorrarte el trabajo de tener que hacer un presupuesto nuevo desde cero cada vez que alguien te pregunta por el precio de un servicio. Y además, como decía, evitar la mala imagen que produce redactarlo directamente en el cuerpo de texto de un correo electrónico.

Pero todavía hay una forma más rápida y que te supone un menor esfuerzo. ¿Sabes qué es un tarificador? Es un sistema que emplean para determinar el coste de una llamada telefónica. También es una aplicación informática que te permite obtener el precio de determinados servicios, dependiendo de las prestaciones que elijas en un formulario. Lo descubrí gracias a un cliente mío que incorporaba un comparador de seguros en su página web. El usuario elije las prestaciones y las distintas coberturas, y el software aventura un precio, establece comparativas entre seguros, etc. ¡Pues bien! Mi modelo de tarificación se basa en el mismo concepto. Sirve para que el cliente averigüe el precio del servicio buscando en una tabla las características del servicio que solicita sin necesidad de hacerle un presupuesto específico. Me ahorra tiempo que puedo dedicar a mi trabajo. La única pega es que, a diferencia de una app de tarificación, mi plantilla es manual. Conozco a alguien que puede desarrollarme un software de tarificación automática para insertarlo en la web, pero es una inversión que me planteando para el futuro. Por ahora mi plantilla de tarificación es suficiente.

Consiste en una sencilla serie de tablas que establecen una relación de precios según las características que tengan los textos que solicita el cliente, y otros factores como el volumen de encargos o la frecuencia de publicación.

Mi plantilla o modelo de  tarificación consta, por un lado, los precios por servicios estándar.

plantilla-tarifas-redactor2

Tras la tabla con las tarifas estándar hay otras con descuentos que aplico cuando se trata de colaboraciones mensuales o semanales en el blog de empresa o cualquier otro medio online.

 

plantilla-tarifas-blogging

plantilla-tarifas-blogging-II

Y finalmente, una tabla que refleja la tarifa con el máximo descuento aplicable, que en mi caso es igual cuando se trata de más de 4 posts mensuales. No importa si son 5 o 15. Por encima de 4 posts al mes no es posible beneficiarse de mayores descuentos por una razón muy sencilla: en caso de seguir aplicando descuentos a medida que aumenta el número de posts mensuales solicitados, llegaría un momento en que me estaría desincentivando y disuadiéndome a mí mismo de asumir un mayor volumen de trabajo, dado que mi esfuerzo se  vería proporcionalmente menos recompensado cada vez. Como verás, solo consta el precio por unidad, porque el precio mensual quedaría por determinar dependiendo del número definitivo de unidades al mes.

precios+4posts-mensuales

Esta forma de enviar presupuestos es muy práctica cuando el cliente te plantea varias posibilidades, o está dudando sobre las características de los artículos o la frecuencia de publicación. Por ejemplo:

"Hola. Estamos montando un blog para nuestra tienda online y buscamos un redactor que nos prepare los contenidos. Estamos pensando en publicar dos artículos de 400-700 palabras (dependiendo del precio que nos ofrezcas) dos veces al mes".

En estos casos, lo que hago es marcar en resalto amarillo las posibles opciones que está barajando el usuario. Porque seamos claros, al cliente hay que dárselo todo mascado. Bastante tiene con su proyecto y su trabajo.

tarifas-precios-redaccon-de-posts-para-blogs-de-empresa

De este modo, el interesado no se perderá buscando la información ni abandonará antes de averiguar cuánto le costará el servicio. En cierta forma le estás ayudando; quizá esté esperando a conocer tus precios para decidir cuántas palabras quiere por cada post y cuántos se puede permitir publicar cada mes.

Puedes descargarte mi plantilla de tarificación aquí. Si en tu caso aplicas otra forma de presupuestar, basada en horas de trabajo, por ejemplo, solo tienes que modificar la columna central para poder usar el modelo.

 

Plantillas de presupuesto para servicios de corrección ortotipográfica y de estilo

Cuando se trata de una consulta para contratar mis servicios como corrector ortotipográfico y/o de estilo, el modelo de presupuesto cambia. Hay varias formas de presupuestar la corrección de textos. De hecho, en mi ronda de contactos me ha llamado la atención la cantidad de correctores que cobran con una tarifa por palabras. Cuando me formé como corrector en Cálamo & Cran, recuerdo que se daba por sentado que las correcciones debían presupuestarse con una tarifa por millar de matrices. Sobre todo porque el corrector debe fijarse en cada letra, signo de puntuación o espacio. Me sorprende que se fijen precios con tarifas por palabra, especialmente en las correcciones ortotipográficas. Además, suele encarecer muchísimo el servicio cuando se trata de un libro o un documento extenso. Pero cada uno es libre de fijar sus precios como estime oportuno.

Ejemplo de presupuesto por los servicios de corrección ortotipográfica

 

Mi forma de establecer el valor monetario del servicio ya sabes cuál es. Si prefieres cobrar fijando un precio por palabra, estoy convencido de que podrás adaptar el modelo de presupuesto para correcciones que te dejo aquí para que te descargues. Incluye tablas para la corrección ortotipográfica y la corrección de estilo.

 

Plantilla de presupuestos para servicios de traducción

Como decía antes, desde hace poco ofrezco también servicios de traducción a través de una colaboradora. Como son mis clientes, soy yo el que se encarga de preparar los presupuestos, entre otras gestiones.

En este caso, el presupuesto también es muy sencillo. Tan solo consiste en aplicar una tarifa concreta a un número de palabras para fijar el precio.

ejemplo-presupuesto-traduccion-ingles-español-español-ingles

 

Puedes descargar la plantilla para hacer presupuestos de traducciones haciendo clic aquí.

 

Si te fijas, las plantillas que he subido en este post para que las descargues gratuitamente se parecen a los presupuestos de toda la vida. Esos que el contratista escribía a mano sobre una libretita (habitualmente manchada de grasa o de café) con los modelos en tinta a un solo color, para después arrancar la hoja y ofrecértela con la misma soltura con la que un campeón de esgrima maneja su florete. Pero, a pesar de su parecido, son distintas. Y eso es porque he eliminado todo lo que no me sirve. Esto es lo que a mí me funciona. Si a ti te ofrece mejores resultados otra forma de hacer presupuestos, ¡sigue con tu sistema!

Y hasta aquí llegamos hoy con las plantillas para redactores, correctores de texto, traductores, etc. Y ahora me gustaría que participaras un poco el blog. ¡Así todos nos enriquecemos con el feedback! 🙂 ¿Cómo preparas tú los presupuestos a tus clientes? El campo de los comentarios está a tu servicio.

 

A %d blogueros les gusta esto: